lunes, 16 de agosto de 2010

Huracán 0-1 River Plate


Peña no llega al cruce y Affranchino convierte el gol de River

River estaba para golear y terminó a puro aguante

El equipo de Cappa tuvo un inicio con sinfonía de buen juego. Circulación, pases cortos, paredes, piques, precisión, jugadas de gol y protagonismo, fue el combo de la ilusión. Pero se fue desinflando y apagando y al final las figuras estuvieron en la defensa

River mostró todo lo que necesita un equipo para ser candidato. Juego, circulación, precisión, volantes que se hacen delanteros, delanteros que saben salir para poder entrar y un enganche que da clase de como manejar los ataques. Pero nunca consiguió hacer que esas preciosas cualidades tengan continuidad en los 90 minutos. Así los lujos y la clase de fútbol que volaron libres en el primer tiempo y que le dieron la ventaja justa y escasa, ni siquiera asomaron en la parte final del partido.
Entonces cuando la historia empezaba a ensombrecer la tarde apareció la otra cara de este equipo y los que brillaron fueron los encargados de marcar, embanderados en Jonatan Maidana y Matías Almeyda. Por esa razón, hasta con un jugador menos, River logró mantener la ventaja sin sufrir demasiado y con un Juan Pablo Carrizo que no necesitó hacer nada espectacular para bancar el arco invicto. Con ambas versiones por separado en cada tiempo, el equipo de Angel Cappa ganó de nuevo por la mínima demostrando que puede jugar bastante mejor que lo que ofreció ante Tigre. Ahora debe saber que tendrá que superarse a si mismo si quiere que los triunfos no terminen siendo tan maltratados.
El primer tiempo de River fue de lo mejor en varios meses. Cappa cambió mucho el equipo para esta fecha; se vio que fue un acierto volver a un 4-3-1-2 y que también fue un desacierto el ensayo de la fecha inicial donde también ganó pero con otra envoltura muy diferente. Los ingresos de Pereyra y Affranchino por las bandas fueron para el aplauso. Además de ser ellos dos importantes en el juego, levantaron mucho el nivel de Ortega de enganche, de Funes Mori en la punta con mucha descarga y del Pelado Almeyda que no se sintió tan sólo y cuando la recuperaba siempre tenía alguno cerca con quien jugar. Ortega dio clases.
Por eso en el primer tiempo más allá del gol de Affranchino tras una jugada majestuosa de Funes Mori saliendo, entrando y tirando bicicleta en el área grande, River se desplegó como un atlas de paisajes de gran juego. Pereyra, por izquierda bien abierto tuvo dos jugadas que no pudo definir. Affranchino, por la derecha llegó con chances un par de veces y con toda claridad. Buonanotte que no jugó bien pudo haber acertado. Ortega que manejó al equipo como un enganche de lujo fue un libro abierto. Esa ventaja mínima fue pura falsedad tras 40 minutos sin desperdicio.
Pero en la parte final del primer tiempo se empezó a caer River. Huracán metió a Martínez y el equipo terminó con otra actitud en la primera parte, algo que confirmó en la segunda parte con una la levantada en el juego. Pero no llevó ese mejor andar a la zona donde se ganan los partidas. En el área de River, el Millo siguió siendo dueño absoluto de la acciones. Almeyda metió su hidalguía unos metros atrás y con Maidana de ladero bancaron a puro corazón los intentos de un Globo que no pesó cuando tuvo que olfatear de cerca el gol.
Con la expulsión de Ortega la cosa se complicó más para River porque si el jujeño seguía las contras hubieran sido más letales.
River mostró todo lo que necesita un equipo para ser candidato. Juego, circulación, precisión, volantes que se hacen delanteros, delanteros que saben salir para poder entrar y un enganche que da clase de como manejar los ataques. Pero nunca consiguió hacer que esas preciosas cualidades tengan continuidad en los 90 minutos. Así los lujos y la clase de fútbol que volaron libres en el primer tiempo y que le dieron la ventaja justa y escasa, ni siquiera asomaron en la parte final del partido.
Entonces cuando la historia empezaba a ensombrecer la tarde apareció la otra cara de este equipo y los que brillaron fueron los encargados de marcar, embanderados en Jonatan Maidana y Matías Almeyda. Por esa razón, hasta con un jugador menos, River logró mantener la ventaja sin sufrir demasiado y con un Juan Pablo Carrizo que no necesitó hacer nada espectacular para bancar el arco invicto. Con ambas versiones por separado en cada tiempo, el equipo de Angel Cappa ganó de nuevo por la mínima demostrando que puede jugar bastante mejor que lo que ofreció ante Tigre. Ahora debe saber que tendrá que superarse a si mismo si quiere que los triunfos no terminen siendo tan maltratados.
El primer tiempo de River fue de lo mejor en varios meses. Cappa cambió mucho el equipo para esta fecha; se vio que fue un acierto volver a un 4-3-1-2 y que también fue un desacierto el ensayo de la fecha inicial donde también ganó pero con otra envoltura muy diferente. Los ingresos de Pereyra y Affranchino por las bandas fueron para el aplauso. Además de ser ellos dos importantes en el juego, levantaron mucho el nivel de Ortega de enganche, de Funes Mori en la punta con mucha descarga y del Pelado Almeyda que no se sintió tan sólo y cuando la recuperaba siempre tenía alguno cerca con quien jugar.
Ortega dio clases
Por eso en el primer tiempo más allá del gol de Affranchino tras una jugada majestuosa de Funes Mori saliendo, entrando y tirando bicicleta en el área grande, River se desplegó como un atlas de paisajes de gran juego. Pereyra, por izquierda bien abierto tuvo dos jugadas que no pudo definir. Affranchino, por la derecha llegó con chances un par de veces y con toda claridad. Buonanotte que no jugó bien pudo haber acertado. Ortega que manejó al equipo como un enganche de lujo fue un libro abierto. Esa ventaja mínima fue pura falsedad tras 40 minutos sin desperdicio.
Pero en la parte final del primer tiempo se empezó a caer River. Huracán metió a Martínez y el equipo terminó con otra actitud en la primera parte, algo que confirmó en la segunda parte con una la levantada en el juego. Pero no llevó ese mejor andar a la zona donde se ganan los partidas. En el área de River, el Millo siguió siendo dueño absoluto de la acciones. Almeyda metió su hidalguía unos metros atrás y con Maidana de ladero bancaron a puro corazón los intentos de un Globo que no pesó cuando tuvo que olfatear de cerca el gol.
Con la expulsión de Ortega la cosa se complicó más para River porque si el jujeño seguía las contras hubieran sido más letales.
Pero el Burro se equivocó manchando un partido impresionante y el final del partido fue sufrido y apretado. Huracán buscó sin ideas y por eso sólo hubo una jugada de Orlando que pudo haber empatado en una acción de pelota parada. Muy poco para merecer algo más que esa ilusión óptica de verlo avanzar sin ideas ni claridad.
Así el Millo que ya había justificado su triunfo con los 40 minutos del primer tiempo terminó festejando abrazado al corazón de Maidana y Almeyda los guerreros de este equipo puntero. En tanto el Globo acabó yendo al frente con un manojo de ganas que no logró disimular y mucho menos esconder su falta de méritos para un final sin derrota.


En su primer partido, Facundo Quiroga fue el mejor jugador de Huracán

Otros Datos
  • El Globo volvió a jugar con una camiseta roja después de 5 años, el ultimo partido en el cual salió con la casaca de ese color perdió 1 a 0 contra Godoy Cruz por la 9ª fecha del Apertura 2005.
  • Huracán perdió por primera vez contra River jugando como local desde su vuelta a Primera en el 2007. La racha era de 2 victorias y un empate.
  • Jonathan Hereñú hizo su debut en Primera, este defensor de flojo partido vino a prestamo de Newells.


Huracán
Monzón; Peña, Quiroga, Carlos Quintana, Hereñú; Montiglio, Machín, Brítez Ojeda, Luciano Nieto; Angel Morales y Rolando Zárate. DT: Héctor Rivoira.

Suplentes
Calviño, Filippetto, Cura, Soplán, Otálvaro, Mariano Martínez y Muriel Orlando.

River Plate
Carrizo; Ferrari, Maidana, Ferrero, Arano; Affranchino, Almeyda, Roberto Pereyra; Buonanotte, Ortega y Funes Mori. DT: Angel Cappa.

Suplentes
Vega, Adalberto Román, Acevedo, Ballón, Lanzini, Rodrigo Rojas, Caruso.

Gol: 11'PT Facundo Affranchino (RP)
Cambios: 32'PT Mariano Martínez x Nieto (H), 21'ST Orlando x Hereñú (H), 23'ST Leandro Caruso x Buonanotte (RP), 31'ST Ballón x Funes Mori (RP), 36'ST Otálvaro Arce x Peña (H), 41'ST Rojas x Pereyra (RP)
Amonestados: 20'PT Ferrari (RP), 3'ST Montiglio (H), 18'ST Britez Ojeda (H), 30'ST Ferrero (RP), 44'ST Facundo Quiroga (H), 45'ST Ballón (RP)
Expulsado: 26'ST Ariel Ortega (RP).
Arbitro:
Saul Laverni
Estadio: Tomás A. Ducó (Huracán)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada