domingo, 24 de mayo de 2009

Rosario Central 1-2 Huracán


Otra vez con los goles de Pastore, Huracán
ganó y sigue a 2 puntos de Lanús.
Central fue arrasado por un Huracán que pasó por el Gigante y dejó su impronta.

Central cayó frente al contundente y vistoso juego de Huracán por 2 a 1 en el marco de la 15ª fecha del torneo Clausura. A pesar de la entrega en el segundo tiempo pese a jugar más de 80 minutos con un jugador menos tras la expulsión de Burdisso en la primera parte, los de Miguel Russo estuvieron mucho más lejos que el resultado que quedó impactado en el marcador. Cuando el conjunto de Angel Cappa se lo propuso hizo de las suyas aunque en el final terminó sufriendo. Ahora Central debe esperar que al menos no ganen Racing y San Martín, equipos que también pelean por la permanencia en primera división.

Desde el arranque del partido quedó bien demostrado para qué está cada equipo en el torneo. Central, para sumar y escaparle a la promoción, y Huracán, para intentar alcanzar la punta y pugnar por el campeonato. El primero arrancó presionando a su rival y tratando de arrinconar a un rival, mientras que el segundo, fiel a su estilo, no se desesperó por el arranque del local, y de apoco se las ingenió para arruinar los planes de Central y pintarle la cara ni bien cometió el primer error.

Cuando el canalla pasaba por el mejor momento, un desajuste en el medio le dejó el gol servido al Globo. Equi González marró un pase, la pelota la recuperó el Maestrico González y luego, con la defensa mal parada, se la cedió en profundidad a Pastore, quien se encargó de definir a un palo y dejar sin chances a Broun.

Un minuto después de ese baldazo de agua helada, Central se quedó con un jugador menos tras la falta de Burdiso sobre Pastore. El joven y prometedor defensor pecó de inexperto y los nervios lo condenaron. Así Russo tuvo que rearmar al equipo, sabiendo que restaban por delante 80 minutos de juego.

Rápidamente ingresaron Braghieri y Valentini y salieron Lima y Danelón. Hubo que reconstruir a un conjunto golpeado, que en cuestión de 60 segundos pasó de estar con chances de colocarse en ventaja a perder por un ínfimo error.

Luego el partido se emparejó, y a pesar de que Huracán derrochó cuatro chances de gol muy claras para liquidarlo con remate en el travesaño de Pastore y tres oportunidades inmejorables de Medina debajo del arco, los de Arroyito intentaron jugar de igual a igual y salir adelante. El Kily volvió a colocarse el equipo al hombro y desde sus pies Central supo como avanzar, aunque fue más amor propio y entrega que ideas.

Con la ventaja a favor, Huracán aprovechó el complemento para tranquilizar el trámite del partido. Abrió la cancha, jugó a un toque y manejó la exigua diferencia a voluntad. Cuando deseó acelerar, el conjunto de Cappa puso el segundo en el marcador con una brillante jugada que comenzó los pies de el Maestrico, pasó por De Federico y la completó Pastore. Una verdadera marca registrada del fútbol que pretende su entrenador.

Con un jugador menos y dos goles abajo, Central intentó al menos que la diferencia en el marcador no sea mayor. También tuvo algunas jugadas en las que el Equi buscó a Vizcarra. No obstante, Méndez batalló en cada pelota que pasó por la mitad de la cancha y así Central se vio a los 32 minutos de la segunda parte con un penal a favor luego de una jugada personal de Franzoia. Al delantero lo bajó en el área Domínguez y el árbitro no dudó. Luego Méndez se encargó de descontar para el local y al menos acortó distancias.

Así, el partido ingresó en otra sintonía. Central fue en busca del empate de la mano de Ezequiel González y a base de entrega y amor propio mientras Huracán pareció relajarse luego del segundo gol y retrocedió para buscar una contra explosiva por las bandas, aunque sufría innecesariamente.

La diferencia entre un equipo y otro quedaron bien marcadas en el campo de juego. Uno pinta para campeón, el otro lucha para no jugar la promoción. Ahora el conjunto de Miguel Angel Russo deberá esperar otros resultados. Central sólo sumó un punto de nueve y la segunda derrota consecutiva.

Fuente: La Capital


El Maestrico González se escapa ante la marca del Equi.

Otros Datos
  • Huracán consiguió el primer triunfo con Brazenas como árbitro, llevaba 7 derrotas y un empate.
  • El Globito ganó por segunda vez consecutiva en el Gigante de Arroyito y no pierde desde el 2001 en el reducto Canalla. La racha del equipo Quemero es de 3 victorias y 1 empate.
  • Pastore se convirtió en el goleador del equipo con 7 goles y marcó por tercera vez dos tantos en un partido.

El Globo se ilusiona de la mano del joven cordobés

Formaciones

Rosario Central
Broun; Danelón, Ribonetto, Guillermo Burdisso, Lima; Moreno y Fabianesi, Méndez, Cristian González, Ezequiel González; Zelaya y Vizcarra. DT: Miguel Ángel Russo

Suplentes
Galíndez, Braghieri, Valentini, Matías Escobar, Zarif, Franzoia y Gurrieri

Huracán
Monzón; Araujo, Goltz, Eduardo Domínguez, Arano; Toranzo, Bolatti, César González, De Federico; Pastore y Leonardo Medina. DT: Ángel Cappa.

Suplentes
Calviño, Filippetto, Cura, Esmerado, Alan Sánchez, Luciano Nieto y Federico Ortiz.

Arbitro: Gabriel Brazenas

Goles: 7'PT Javier Pastore (H), 20'ST Javier Pastore (H), 32'ST Moreno y Fabianesi (RC)

Cambios: 17'PT Valentini x Danelón (RC), 18'PT Braghieri x Lima (RC), 19'ST Franzoia x Zelaya (RC), 27'ST Alan Sánchez x Medina (H), 42'ST Esmerado x De Federico (H)

Amonestados: 15'PT Domínguez (H), 25'PT Goltz (H), 28'ST Moreno y Fabianesi (RC), 42'ST Arano (H), 47'ST Méndez (RC)

Expulsado: 9'PT Guillermo Burdisso (RC)

Estadio: Dr. Lisandro de la Torre (Rosario Central)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada